Historia

Fue una revista infantil chilena que surgió luego de la llegada del periodismo moderno al país. Su desarrollo fue durante los años 1908 y 1960, tiempo en el que marcó a muchas generaciones.

peneca00

Ilustraciones llamativas y calidad en el contenido fue lo que hizo del Peneca la revista infantil de aquellos años. Publicada por la editorial Zig-Zag, contó con competencia como La Revista de los niños (1905) y  Chicos y grandes (1908). Sin embargo, la relación de complicidad que se estableció entre los ávidos pequeños lectores y  las historias coloridas del Peneca, fue lo que lo catapultó a la fama.

Enrique Blanchard-Chessi fue el director de la revista por los primeros tres años. Mismos en los que los lectores podían participar en la creación de la de El Pneca, formando así una fidelidad de ellos hacia el medio. Además de publicar las colaboraciones, El Peneca hablaba sobre diversos temas de interés.

En el año 1911, las colaboraciones de baja calidad llevaron a una notoria baja de circulación. Bajo la dirección de Emilio Vaisse, se estableció un mayor control en la calidad de las publicaciones y además creó la llamativa sección “Pasatiempos”.

Cambios políticos y crisis económicas llegaron a Chile, y en 1921 la revista que había tenido un amplio tiraje, se hundía en lo más profundo. Poca innovación en los contenidos, papel de baja calidad y la ausencia del color, contribuyeron a esto.

Elvira Santa Cruz, destacada intelectual liberal, llegó a salvar a El Peneca. Ella introdujo cambios que fueron desde nuevas portadas, con ilustraciones de Coré, historietas cómicas, la serial “Quintin y el Aventurero” y cuentos que dejaban la trama en suspenso para enganchar al pequeño lector.

20080814235336

Santa Cruz entendió lo que el público quería y junto al cambio radical que dirigió, también definió lo que realmente era El Peneca. “Una revista para todos los niños de Chile, tanto para los ricos como para los pobres, (por lo que) debe ser barata a fin de que no quede cerebro infantil sin esa luz”.

En 1940 la revista logró alcanzar los 180 mil ejemplares y años después circuló por Venezuela y Perú. Y a pesar de que con la importación de historietas norteamericanas, El Peneca poco a poco fue apagando su luz, la generación que se reunía todos los sábados para comprar el ejemplar semanal, aún no la olvida.

*Información obtenida de: http://www.memoriachilena.cl/602/w3-article-3397.html

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s